Archivos de la categoría programa

 Obsesión por el movimiento II. El estímulo natural adecuado

Sin imposiciones externas 

cropped-piscina-2004-fotos-075.jpg

“Cuando los objetivos y funciones de las acciones que se ofrecen a las personas autistas no se sitúan en un proyecto evolutivo, razonable, en función de sus capacidades y pronóstico, se vacían de  sentido. En esos casos, las actividades se convierten en tediosas imposiciones externas”

                                                                                                                     Ángel Riviêre.

Hay un problema esencial en el trabajo con las personas con autismo y es que la mayoría de las actividades que les proponemos son imposiciones externas. Podremos dibujarlas cuidadosamente, Pueden ser técnicamente las necesarias, las más ajustadas…………….  Sabemos que queremos que aprendan, lo que necesitan…………  pero nos será muy difícil hacerles que estas les interesen mínimamente. Participarán en ellas muy rutinariamente.

La situación estimular ideal es aquella en la que contamos con la plena participación de la persona sobre la que intervenimos. Con su interés……… 

Esto es obvio para todos, pero muy especialmente  con ellos…… Recordemos las dificultades para compartir objetos, acciones e intereses con los demás.

Observemos que comúnmente  la actividad que prefieren es la de piscina. Pero de nada nos servirá dejarles solos disfrutando, sin saber qué hacer …………   Se llenarán de patrones estereotipados, rutinarios, gozosos para ellos, si, pero juegos de nuevo en solitario, aislantes.  El goce les viene por la confluencia entre las sensaciones que les proporciona el medio acuático con las que buscan compulsivamente.  Para ellos es el espacio del placer. Sí.  Hay que saberlo e inmediatamente incrementar esas posibilidades, hacernos presentes, multiplicarlas dentro de un programa serio de trabajo

Después de veinte años en esto no tengo duda alguna, la cosa es que lo tengo claro desde hace veinte años. La cuestión es hacer uso de este especial entorno en el que ya están predispuestos para transformarlo en un verdadero espacio estimular, en un espacio de libertad y goce amplificado para ellos, y en un verdadero espacio de trabajo para nosotros.

¿Cómo?…………….   Aplicando el programa PITAAA.  

           Resultará increíblemente milagroso, pero no tiene nada de mágico….

Es técnicamente la estrategia de intervención que nos lleva casi inmediatamente a entablar que compartimos juego funcional. Les hacemos descubrir que sabemos lo que les encanta, nos convertiremos en piezas esenciales para que lo consigan. Es la mejor estrategia para solventar eso que Rivière denominaba Aferentización.  Pieza esencial del inicio de una verdadera intervención.

             No es una panacea, no las hay. Cuando se comprueba empíricamente, se constata una y otra vez lo antes expuesto; debe no solo tenerse en cuenta sino expandirse, compartirse, usarse por otros.

 

             Lo valioso de esta estrategia es que nos permitirá:

  • Trabajar ordenadamente esos aspectos esenciales señalados en el IDEA.
  • Transferir, incrementar la interacción, recorriendo el programa con otras personas de referencia. Profesores, padres, otros terapeutas.
  • Generar un espacio de libertad, un espacio deseado, funcional, donde desarrollar una actividad.

  cropped-piscina-2004-fotos-075.jpg

Obsesión por el movimiento I Estereotipias

          Una característica no subrayada suficientemente en esta población, y sin embargo, absolutamente obvia es esa obsesión, esa pulsión, omnipresente. Intentemos un recorrido…. 
       La estereotipia es la manifestación más clara y común.  Veamos un cuadro  donde intentamos relacionarlas y caracterizarlas.

Obsesión por el movimiento. I     (ir al documento )

  Este cuadro nos muestra conductas comunes, reconocibles y sin embargo, recordémoslo, poco mentadas al hablar de este trastorno.Imagen1

                

 

Obsesión por el movimiento I

Obsesión por el movimiento. I  

          Una característica no subrayada suficientemente en esta población, y sin embargo, absolutamente obvia es esa obsesión, esa pulsión, omnipresente. Intentemos un recorrido….

       La estereotipia es la manifestación más clara y común.  Veamos un cuadro  donde intentamos relacionarlas y caracterizarlas.

ESTEROTIPIAS 1Imagen3                  Este cuadro, aún por completar, nos muestra conductas comunes, reconocibles y sin embargo, recordémoslo, poco mentadas al hablar de este trastorno.

Obsesión por el movimiento

Natación y autismo. II

                   Siguiendo con el objetivo expresado en el primer artículo de desenmarañar los aspectos  que el Autismo encierra y como puede trazarse un programa de Intervención  específico en el agua con esta patología, continuamos aquí exponiendo el como haciendo uso de las peculiaridades perceptivas de estas personas, en las que tiene un papel esencial la estimulación vestibular, se nos va a permitir  entablar una valiosa relación desde la que permitirnos, en un espacio quizás diferente al habitual pero extremadamente útil, guiar la terapia con ellas.

                   Son las actividades acuáticas, un recurso excelente, pero lo son solo en las condiciones descritas. El conocimiento de estas especificidades es elemental en tanto que nos van a marcar que trabajar, en qué procesos buscamos intervenir y con qué cautelas hacerlo.

sensorial 1sensorial 2

  Natación y autismo II     

Sigue leyendo Natación y autismo. II

Natación y autismo I .

Programa de intervención en el agua con autistas.

Congreso Nacional de Actividades Acuáticas XXIII Congreso AETN Castellón 2003.

Resumen             

Nuestro programa de natación se encontró en la infrecuente posibilidad de ser desarrollado de  manera estable; en el ámbito terapéutico idóneo; para una población  compleja, la correspondiente a Centro Específico de Educación Especial: niveles de afectación severos.

Fruto de un conjunto de comprobaciones empíricas. Surge desde la intervención terapéutica;  conteniendo una propuesta específica  para la población con autismo en el medio acuático.

Dos factores en su origen:  la necesidad de transferir a nuestra práctica la investigación, la precisión diagnóstica y terapéutica que esta avanza; y el feliz encuentro de  un poderoso estímulo para esta población en  ese especial interés por todo aquel juego que implique hiperestimulación vestibular, propiocepción, este que tan bien podemos potenciar en el agua. Todo esto nos permite dibujar el espacio estimular adecuado: un espacio de libertad, extremadamente deseado, predictible, cognoscible, seguro para ellos;  plástico espacio de intervención compartido para nosotros. Ninguna panacea: una experimentable estrategia terapéutica.

 

Imagen1

 

El autismo es, como trastorno del desarrollo, una muy seria desviación el biotipo estándar. Biotipo estándar en el que pesan sobremanera, en las etapas de la primera infancia, aspectos que aparentemente pueden parecer baladíes: El placer de relacionarse; La necesidad de comprender a los otros; El compartir emociones y estados mentales. Estas piezas esenciales están encadenadas o van a desencadenar el desarrollo de referentes conjuntos: La capacidad de compartir acciones, objetos e intereses con los demás; Van a desencadenar o están encadenadas a la generación de un código lingüístico común y a la capacidad de simbolización que este representa; Y, dado que no somos una fotocopia unos de otros, con esos mimbres, se irán conformando las respuestas situacionales que juegan con esa flexibilidad mental y comportamental que nos define.

Somos desde el principio depositarios de una herencia cultural en la que nos concluimos, desde la que vamos a leer lo que nos rodea, desde la que vamos a definirnos, la que podemos criticar y la que querremos modificar. En absoluto coincide este biotipo estándar con el despliegue, la compleja maduración en solitario propia del autismo. Pensemos en el volumen y el peso de todo lo que supone esa herencia cultural y en la influencia de la ausencia de todo ello.

Sigue leyendo Natación y autismo I .