XVII Jornadas Nacionales y XIII Internacionales de Hidroterapia Sanlúcar de Barrameda 2011

Ponencia sobre Autismno, trastornos generalizados del desarrollo intervención en actividades acuáticas . http://www.jornadashidroterapia.com/jornadas2011/programas_lunes.html
 

        Nuestro programa de natación se encontró en la infrecuente posibilidad de ser desarrollado de manera estable; en el ámbito terapéutico idóneo; para una población compleja, la correspondiente a Centro Específico de Educación Especial: niveles de afectación severos. Fruto de un conjunto de comprobaciones empíricas. Surge desde la intervención terapéutica; conteniendo una propuesta específica para la población con autismo en el medio acuático. Dos factores en su origen: la necesidad de transferir a nuestra práctica la investigación, la precisión diagnóstica y terapéutica que esta avanza; y el feliz encuentro de un poderoso estímulo para esta población en ese especial interés por todo aquel juego que implique hiperestimulación vestibular, propiocepción, este que tan bien podemos potenciar en el agua. Todo esto nos permite dibujar el espacio estimular adecuado: un espacio de libertad, extremadamente deseado, predictible, cognoscible, seguro para ellos; plástico espacio de intervención compartido para nosotros. Ninguna panacea: una experimentable estrategia terapéutica.

A veces nos encontramos con que es necesario señalar obviedades: Ante cualquier patología es imprescindible subrayarse primero aquella serie de elementos esenciales que van a ordenar el trabajo. Luego llegará el momento de jugar como se juega cuando se conocen bien las reglas del género. Esto que es válido para cualquier ámbito también lo es, obviamente, para el de las actividades acuáticas. Y es así, aparte de por lo que podemos sobrentender desde la cadena de obviedades, porque en un síndrome tan complejo como el Autismo , entender ante qué estamos es primordial de una manera especialmente importante por múltiples motivos: primero, porque la investigación en este campo en los últimos tiempos ha dado una verdadera redefinición de lo que sucede en él; se disponen de herramientas diagnósticas precisas y de estrategias de intervención efectivas, y porque comúnmente en los espacios educativos, que son instituciones escasamente dúctiles, estas nuevas estrategias, como un nuevo paradigma tardan en hacerse verdades con suficiente implantación lo que la generación anterior tarda en ceder en su influencia; en segundo lugar, porque no estamos frente a una deficiencia mental exclusivamente, aunque la encontremos asociada; en tercer lugar porque tampoco estamos frente a un grupo con un insuficiente control motor, lo típico en otras patologías por una insuficiente estimulación de estos aspectos básicos, por déficit en los procesos de integración sensorial, de procesamiento de la información motriz, en los que deberemos potenciar aspectos sensorio-motorices, propiocepción, estimulación vestibular, etc. Derivado de todo lo anterior nos vemos frente a una cuestión que no podemos abordar según las propuestas al uso y, subrayemos esto, es muy importante un correcto entendimiento de la actividad acuática con estos síndromes -en concordancia clara con esas peculiaridades que le definen- porque estamos realmente ante un extraordinario recurso dentro del proceso de intervención terapéutico requerido, y porque tristemente, y por el contrario, esta magnífica opción puede tornarse, en una vacía imposición externa, incapaz terapéuticamente, origen solo de nuevas estereotipias: otro espacio de aislamiento. Todo va a depender de tener claro cuales son los objetivos que debemos trazarnos; de tener claras determinadas peculiaridades sensoriales y motrices presentes; de tener claro qué es importante trabajar y con que no debemos obsesionarnos; de tener claro cuales son las estrategias de intervención.

 SANLUCAR 1 SANLUCAR 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *